Diseño industrial mecánico

El grabado láser es muy útil para moldes, matrices, troqueles, otras piezas mecánicas especiales así como mecanizados.

Puede ser muy interesante para:

  • Referenciar piezas, con un marcaje del orden de micras de profundidad.
  • Realizar grabados con profundidad, en este caso de la orden de décimas de milímetro a milímetro.

Muy práctico para moldes, matrices y troqueles que precisan grabar letreros como logotipos, figuras, símbolos diversos, dibujos, … lo que se precise.

Tanto para marcajes como para grabados, la proyección del mismo puede ser de cuatro maneras:

  • Un dibujo 2D proyectado en una superficie plana, el grabado básico
  • Un dibujo 2D proyectado en una superficie no plana, o un dibujo 2D proyectado en un 3D
  • Un dibujo 3D proyectado en una superficie plana
  • Un dibujo 3D proyectado en una superficie no plana, o un dibujo 3D proyectado en un 3D

En los 3 últimos casos hablamos de 3 tipos de grabado láser 3D.

Remarcar que al grabado se le puede dar la altura necesaria, tanto en negativo (el dibujo grabado queda en el interior) cómo en positivo (el dibujo grabado queda en relevo).

También puede ser una herramienta muy útil para hacer electrodos, así como punzones que demanden un determinado despojo.

El marcaje/grabado se puede realizar en todo tipo de metales: acero, hierro, aluminio, cobre, titanio, … así como en grafito, material muy usado para hacer electrodos.