Soldadura MICROPLASMA y TIG

Soldadura MICROPLASMA
Sistema de soldadura que se basa en la fusión de los materiales mediante el calentamiento de un arco eléctrico producido en la punta de un electrodo de tungsteno ayudado por un gas (normalmente el argón) en estado plásmico y protegido por uno segundo gas inerte (normalmente argón e hidrógeno).
Esta técnica concentra mucho más el foco del gas el que hace reducir la zona de impacto, permite dar una mayor precisión y, por lo tanto, se pueden realizar cordones más finos que los que se pueden realizar con la soldadura TIG.
En las zonas de cantos vivos permite acabados de soldadura sin los clásicos mordiscos.
Es una técnica que combina precisión y economía.

Soldadura TIG
Este sistema se basa en la fusión de los materiales mediante un arco eléctrico producido en la punta de un electrodo de tungsteno y protegido por un gas inerte (normalmente argón y helio).
Los cordones producidos por este sistema son muy resistentes y menos sensibles a la corrosión, precisamente por la protección a la entrada de oxígeno que el gas inerte da al arco eléctrico.
Esta técnica permite efectuar grandes aportaciones de material.
Es ideal para rellenos de gran volumen.