Soldadura láser: Ventajas

Soldadura láser
Soldadura láser

En este post aprovecharemos para recordar nuestro servicio de soldadura láser y sus ventajas. De hecho, de los cuatro servicios que ofrecemos, éste fue con el que empezamos.

Básicamente, se trata de aportar material a una zona dañada de una pieza con el objetivo de recuperarla. También se usa para unir piezas, y a veces, no es necesaria la aportación de material pues se aprovecha el de la misma pieza.

Su principal uso es en la la construcción o reparación de piezas mecánicas técnicas, como moldes, matrices y piezas especiales. Aunque también se usa en otros campos como en laboratorios, material quirúrgico, prótesis, utillajes, joyería, etc.

La soldadura láser presenta ciertas ventajas frente a otro tipo de soldaduras:

  • No es necesario calentar la pieza antes, lo que evita problemas de deformación de la misma. Esto es de vital importancia zona muy finas o delgadas de la pieza, como podrían ser las aletas o pestañas.
  • Posibilidad de realizar aportaciones de material (cordones o puntos de soldadura) muy pequeñas, llegando hasta 0,1 mm. Al poner el material de manera tan optimizada en su cantidad, la posterior rectificación de la zona es más fácil y rápida.
  • Evita la aparición de los temibles poros. A ver, en soldadura, hay que reconocer que no se puede garantizar que no aparecerá ningún poro. Pero, con la soldadura láser esa posibilidad queda muy reducida. Podríamos usar la terminología matemática de que dicha probabilidad “tiende a cero”.
  • Se evitan las marcas en las zonas colindantes a la soldadura, o como se conoce el en argot del sector, “los rechupados”.
Cordón con soldadura láser para tapar pequeñas mordidas en la canto de una pieza
Cordón con soldadura láser para tapar pequeñas mordidas en la canto de una pieza

 

Otro sistema de soldadura que usamos es el TIG. En este caso es para realizar aportaciones más ricas, para rellenar de material zonas más grandes.

Soldadura láser y soldadura TIG

Pues bien, la combinación de ambos sistemas, el de soldadura láser con el soldadura TIG es una técnica que se usa con frecuencia, especialmente en zonas no excesivamente delicadas. Resumiéndolo, se aporta material con la soldadura TIG y se acaba cerrando la aportación con soldadura láser. Es una manera de optimizar la soldadura (tiempo y precio), a la vez que se consiguen reducir las posibilidades de que aparezcan poros y “rechupados”. Es una combinación de sistemas de soldadura muy útil.



Deixa un comentari

10 + 8 =