Impresión 3D y odontología

Cada vez es más frecuente el binomio entre impresión 3D y odontología. Y es que la fabricación aditiva se ha ido introduciendo con naturalidad en el sector dental, llegando éste a ser uno de los sectores que más usa esta tecnología.

La impresión 3D, a modo de resumen, es la técnica que fabrica una pieza física siguiendo el patrón de un dibujo 3D.  Básicamente se establecen tres sistemas de impresión 3D:

  • fabricación por filamento fundido, que consiste en construir la pieza mediante filamento de un material que, al calentarse, se va depositando en capas
  • sinterizado selectivo por láser, en el que capas de partículas de polvo de un material se fusionan o sinterizan selectivamente para ir construyendo la pieza
  • resina líquida, dónde se construye la pieza mediante capas de resina fotosensible que se va curando con luz ultravioleta

Pues bien, este último, el sistema de impresión 3D con resina líquida, es el que mejor se ha posicionado entre clínicas y laboratorios odontológicos por su alta precisión.

El sector dental usa la fabricación aditiva con dos objetivos: primero para la construcción de modelos dentales como base con la que trabajar, y segundo para la fabricación de prótesis dentales.

 

Modelos dentales y fabricación de prótesis dental

Los modelos dentales son réplicas de la dentadura maxilar superior e inferior (mandibula), obtenidas a partir del escaneo de la boca. Se usan como base para el estudio y trabajo en la elaboración de fundas, alineaciones, blanqueamientos, en general para el seguimiento de algún tratamiento, sin que sea necesaria la presencia física del paciente. Es importante que los modelos dentales sean precisos y detallados. En la actualidad, estos modelos  se realizan con sistemas de impresión 3D de alta definición, como la resina líquida.

Impresión 3D y odontología
Modelo dental de los maxilares (inferior y superior) realizado con el sistema de resina líquida de impresión 3D

Cada vez más estos modelos realizados con el sistema de resina líquida de impresión 3D están cogiendo el relevo a los modelos elaborados con yeso. Estos modelos no precisan de materiales biocompatibles.

La fabricación de la prótesis dental es la pieza final resultado del anterior estudio. La pieza que se colocará en la boca del cliente. Por lo tanto, hablamos de piezas que han de cumplir los requisitos sanitarios para ese fin. En este campo también la impresión 3D ha entrado con fuerza, fabricando piezas con materiales biocompatibles cómo PAEK (poliariletercetona) y ULTEM (polieterimida), termoplásticos de alto rendimiento donde destaca la combinación de fuerza y ligereza.

 

Impresión 3D y odontología: que ofrecemos en CUSTOM3D al respecto

Cómo hemos visto, la construcción de modelos dentales (no biocompatibles) y la fabricación de prótesis dentales (biocompatibles), son los objetivos principales dónde impresión 3D y odontología convergen.

Pues bien, en CUSTOM3D podemos cubrir el primer objetivo, es decir, realizar modelos dentales (no biocompatibles). Los modelos que sirven como base de estudio y de trabajo para elaborar el tratamiento que sea oportuno en cada caso.

Especializados en impresión 3D, realizamos dichos modelos dentales (no biocompatibles) usando el sistema de resina líquida, con una precisión de 0,05 mm.

Impresión 3D y odontología
Impresión 3D con resina líquida de mandíbulas escaneadas en diferentes lapsos de tiempo para realizar el seguimiento del tratamiento aplicado

Quedamos a vuestra disposición para cualquier consulta al respecto.



Leave a Reply

eleven + 12 =