Impresión 3D: Sistema PolyJet

De los dos sistemas de impresión 3D que usamos, PolyJet y FFF, hoy nos gustaría hablar de algunas de las ventajas del primero, del sistema PolyJet.

Sistema de impresión 3D PolyJet

Este sistema trabaja muy similar a una impresora de cartucho de tinta. En este caso realiza la impresión 3D con un fotopolímero líquido, una especie de resina líquida. Dicha resina líquida esta ubicada en un cartucho del que el cabezal se va alimentando. El cabezal va realizando todo el recorrido del área de la plataforma de trabajo, y deposita el material en la zona correspondiente según la capa del dibujo 3D (formato stl) que este realizando.

A la vez que se va depositando la resina, una luz ultravioleta se encarga de secar la zona (curarla) para que se pueda ejecutar posteriormente la capa siguiente.

Cada pasada de capa puede llegar a tener una altura de 0,016 mm. Al cabo de cierto grupo de pasadas del material, la plataforma desciende para poder realizar el siguiente grupo.

Para las zonas en las que el material quedaría al aire, como techos o aletas, se usa un material de soporte. Dicho material de soporte es una especie de gelatina que se puede retirar con agua.

Hay diferentes tipos de resina que emulan las propiedades mecánicas de diversos materiales como el PP, HDPE, PMMA, PC (transparente), ABS, HIPS, TPE-S y EPDM Rubber (caucho / goma). Normalmente, se trabaja con un sólo material a la vez, aunque en la actualidad hay máquinas en el mercado que permiten realizar una impresión 3D con cuatro materiales distintos a la vez.

Ventajas del sistema PolyJet

La principal ventaja de dicho sistema es la alta precisión de las piezas. Como se ha comentado anteriormente, cada pasada de recarga de material puede ser de 0,016 mm lo que permite un buen control de la construcción de la pieza. El error puede estar en los 0,05 mm

Dos vistas de un prototipo realizado con el sistema PolyJet de impresión 3D

En la foto se puede observar el buen acabado del dibujo de la rosca. De hecho, la pieza enroscaba correctamente.

Otra ventaja es la posibilidad de realizar varias piezas a la vez. Como también se ha comentado, el cabezal ha de realizar todo el recorrido de la plataforma de trabajo, por lo tanto sólo seria cuestión de añadir más material, lo que le implica poco tiempo. Es decir, la impresión 3D de varias piezas implica menos tiempo proporcionalmente al que implicaría solo realizar una sola pieza. Ésto reduce los costes del trabajo.

Prototipo de 2 figuras diferentes para juego, realizadas con el sitema PolyJet en una sola impresión 3D

El handicap que tiene este sistema es que el fotopolímero líquido es un material caro. Ahora bien, los resultados son espectaculares. Piezas de precisión con un excelente acabado sin necesidad de pos-tratamientos, aunque también pueden ser pos-tratadas en caso de ser necesario.



Deja un comentario

8 + 9 =