Todo lo que debes saber sobre la impresión 3D y el sistema de resina líquida o PolyJet

Hace algunos años veíamos la impresión 3D como un hecho posible solo en películas de ciencia ficción. Sin embargo, hoy podemos decir que estábamos equivocados, pues el futuro nos ha tocado la puerta. Con la finalidad de crear modelos, prototipos y aplicaciones de producción, ya se están poniendo en práctica diversos métodos de reproducción de productos tridimensionales a partir de planos virtuales.

La estereolitografía como pionera

Inicialmente, la estereolitografía fue una de las primeras técnicas de impresión 3D. Pero, por medio de la puesta en funcionamiento de conocimientos de vanguardia, se ha podido llegar a la fabricación por filamento fundido (FFF) -PolyJet- que será la tecnología en la que nos enfocaremos en estas líneas.

Todo sobre el PolyJet

El sistema de resina líquida es un proceso de impresión tridimensional en el que se utiliza resina de fotopolímeros para darle vida a un producto final.

Esta técnica trabaja de manera similar a la de la impresión por inyección de tinta, con la diferencia de que, en lugar de emplear gotas de tinta sobre el papel, su fino cabezal pone gotas de material líquido fotocurable sobre una bandeja. Las capas diseñadas pueden ser ultrafinas (16 micrones) y, luego de producidas, deberán pasar por un proceso de cura o secado con luz ultravioleta para poder obtener una pieza nueva y completamente tridimensional.

¿Cuál es la diferencia de PolyJet con otros sistemas de impresión 3D?

El PolyJet, a diferencia de otros, destaca por su capacidad de proveer más opciones de terminación al usuario sobre la pieza final.
Se pueden usar materiales con composiciones variadas (flexibles y rígidas) para lograr la contextura final que desea el usuario. Además, el sistema también construye sobre partes enteras, ensamblajes móviles y componentes, gracias a sus más de 350.000 opciones digitales.

Colores realmente profundos

El color generado con esta tecnología no solo está en la superficie de la pieza, sino en la totalidad de su composición. Esto significa que, si se raya el modelo impreso, se encontrará el mismo color debajo.

El PolyJet en pocas palabras

Teniendo en cuenta todo lo anterior, podríamos resumir que el sistema de resina líquida hace posible:

El logro de formas complejas con un alto nivel de detalles

La producción de moldes, plantillas, accesorios y otras herramientas de manufacturación de forma eficiente
La materialización de prototipos de gran similitud al producto modelo
La incorporación de una variedad altísima de colores -incluyendo el transparente- y materiales en un solo producto impreso para un acabado insuperable



Deja un comentario

18 − 17 =