Prototipado 3d: Última tecnología a tu servicio

El Diccionario de la Lengua Española define el prototipo como «el ejemplar original o primer molde en que se fabrica una figura u otra cosa». Esta definición implica la idea de tridimensionalidad o 3D, que se explicita en la expresión «prototipado 3D» en referencia a una concreta tecnología de vanguardia. El prototipado 3D no es la creación de un simple molde, sino de un verdadero producto. Muestra las propiedades del concepto que se quiere crear.

Existen técnicas industriales para conseguir moldes y prototipos. Sin embargo, utilizan máquinas y herramientas industriales, empleadas por técnicos en procesos no siempre cortos. Además de lo costoso que puede ser el proceso tradicional, no siempre logra materializar los diseños intrincados. Esto no es un problema en el prototipado 3D, que avanza del diseño al producto de manera rápida, fácil y más barata. El producto puede ponerse a prueba en un escenario real. Muchas características pueden evaluarse en un prototipo antes del acabado y la fabricación.

Forma, funcionalidad, empalmes, peso, comportamiento, dimensiones o resistencia son algunas de las características que pueden valorarse. Pocos negarán lo emocionante que es tener el producto a mano para evaluar sus singularidades estéticas y ergonómicas antes de producirlo en serie. Es un paso práctico porque ahorra tiempo y dinero en rectificaciones, y resguarda la calidad. Las modificaciones y mejoras se incorporan al diseño fácilmente.

Lo ideal es obtener el prototipo en el material que saldrá al mercado. De lo contrario debería servir el material más parecido. Los prototipos pueden lograrse en plástico, cerámica, componentes metálicos y otros materiales. Si el resultado no complace es posible hacer cambios. Cuanto más acabada sea la idea, más exacto será el prototipo.

El hecho de que la reproducción sea unitaria posibilita el ahorro y la repetición hasta obtener el concepto deseado. Es posible imprimir las repeticiones y series necesarias para hacer las pruebas correspondientes. Cantidad, tamaño, modelo, material y otras variables influyen en el precio.

La calidad del prototipado 3D es fundamental para crear prototipos cuya precisión, cantidad de información y nivel de detalles sean leales al diseño. Al ser confiable, esta innovación se utiliza a veces para la fabricación en serie. Tal es el caso del sector dental, que aprovecha la tecnología del prototipado 3D para fabricar las estructuras de metal que sirven de base a las prótesis dentales. Todo sector industrial o de fabricación de piezas o productos puede aprovechar el prototipado 3D.



Deja un comentario

13 − doce =